dissabte, 13 d’abril de 2013

Joves d'Esquerra Unida Elx contra la desmantelación de la escuela pública

Manifestació per un ensenyament públic i de qualitat el 13 d'abril

      Joves d'Esquerra Unida Elx apoya el posicionamiento del área de Educación de Esquerra Unida Elx, que considera que la rebaremación del profesorado interino, la reducción de plantillas de maestros y maestras y la implantación del distrito único forman parte de una estrategia de deterioro de la escuela pública que prepara el marco de su privatización.


      El área de Educación de Esquerra Unida Elx ha querido pronunciarse sobre las últimas modificaciones legales que han sido noticia durante esta semana en el ámbito de la Educación Pública. En este sentido, Laura Moreno, responsable del área de Educación del colectivo, ha situado los ataques de la Conselleria al profesorado y la entrada en vigor del distrito único en nuestra ciudad en una “planificación calculada en la que cada maniobra contribuye al deterioro de la calidad de la escuela pública”. Así, “anulan los beneficios que la experiencia y los años de formación de interinos e interinas aportan a la actividad educativa; aumentan las ratios y suprimen, en consecuencia, maestros y maestras, impidiendo la oportuna atención a las necesidades educativas del alumnado; y, por si fuera poco, idean medidas, como el distrito único, para la creación de dos redes de centros sostenidos con fondos públicos: los de élite, para los que pueden permitirse repagar el acceso a la educación en un centro concertado, que selecciona al alumnado en función de condiciones socioeconómicas -claves en el éxito escolar-, y los centros guetto, en los que se concentrarán los hijos e hijas de toda esa población que trabaja en la precariedad, consecuencia de las sucesivas reformas laborales de los Gobiernos de turno”.

      “Todas estas agresiones -añade- están en consonancia con la ideología del Partido Popular local y autonómico, que son cómplices en la aprobación de medidas, y forman parte de toda una campaña de desprestigio y deterioro de la infraestructura pública de la Educación, que prepara las condiciones para asegurar un negocio redondo a los bancos y a los grandes inversores, pues volverán a asfixiar a las familias mercantilizando un bien básico. Si ayer fue la vivienda, mañana serán la Educación y la Sanidad”, ha concluido Laura Moreno.