dimarts, 21 de maig de 2013

Reforma de la Administración local: Una ley anti-Ayuntamientos

Fran Pardines, autor

Desde el  colectivo local de Joves EUPV  desaprobamos  el beneplácito y la pasividad de Mercedes Alonso con  el anteproyecto de Ley de la Administración Local del Gobierno central, una ley “anti-Ayuntamientos” que supondrá el vaciado de competencias de nuestra localidad, pasando las competencias de índole local a la Diputación Provincial, una institución de lo más retrógrada, herencia incuestionable del franquismo; o, en el mejor de los casos, al ámbito competencial del Consell y su deplorable gestión de los recursos públicos, que ha dejado a millones de familias sin acceso a los servicios sociales mínimos para garantizar una vida digna.

Esta reforma es una clara involución para la democracia; acabará con la realidad del pueblo y alejará a los ilicitanos e ilicitanas de la toma de decisiones sobre el bien común, ya que el Ayuntamiento se convertirá en una mera reunión de ciudadanos  con un presidente, el alcalde o alcaldesa, sin capacidad para dar respuestas a los problemas locales. En esta línea claramente antidemocrática, centralista y –hablemos claro- franquista va la supresión de 3725 entidades locales menores, es decir, las tradicionalmente denominadas “pedanías”.

Los y las joves d’Esquerra Unida rechazamos esta democracia falsa en la que Gobiernos fraudulentos pueden tomar decisiones contra los intereses de la ciudadanía. Denunciamos esta política neoliberal de privatización de los servicios públicos y la desactivación del a democracia y autonomía local a la que nos abocan nuestras autoridades municipales. Este sistema ilegítimo es culpable de lo que somos: una generación perdida, condenada al exilio y la precariedad. Por eso, exigimos una democracia local, real, descentralizada y directa en la que podamos tomar las riendas de nuestro propio destino. 


Fran Pardines
Joves d'Esquerra Unida Elx