dimarts, 14 de maig de 2013

Derechos humanos básicos vendidos por PP y PSOE

   
Desde Joves d'Esquerra Unida Elx acusamos a los Gobiernos municipales de turno de arriesgar los derechos más básicos de los y las ilicitanas. En concreto, el afán privatizador de PP y PSOE ha puesto en manos de una empresa mixta, Aigües d'Elx, la gestión de un recurso básico para la vida: el agua. De esta forma, vienen introduciendo a nuestra ciudad en una de las estafas más graves de las últimas décadas, protagonizada por dos grandes empresas, que se reparten el negocio millonario de la gestión del agua (AGBAR y FCC), y promocionada por los Gobiernos municipales de PP y PSOE, que ven una oportunidad de beneficio a corto plazo en la venta al interés privado de toda una infraestructura pública que garantiza un derecho humano, nuestra principal "fuente de vida".


      La estafa de la privatización del agua comienza en nuestra ciudad el 21 de diciembre del 2000, cuando el Pleno del Ayuntamiento (entonces gobernado por mayoría del PSOE) aprueba la adjudicación del 49 % de la gestión del agua a una empresa privada, Aquagest (compañía de AGBAR, una de los dos empresas que monopolizan el negocio) a cambio de una cantidad millonaria, llamada canon concesional. Desde ese momento, se inicia una "pérdida de control" -que ahora lamenta el portavoz local del PSOE- por parte de la Administración de un derecho básico, que, como tal, debiera haberse mantenido siempre bajo la titularidad de la Administración Pública, pues los intereses privados de lucro y beneficio a corto plazo son ajenos a las necesidades ciudadanas. De hecho, a día de hoy, la empresa factura 2 billones de euros de beneficios mientras pone a disposición de la ciudadanía un fondo social raquítico e insuficiente, que deja a cientos de familias empobrecidas fuera de cualquier bonificación, si tenemos en cuenta la brutal subida que ha experimentado la tarifa del agua desde su -hablemos claro- privatización.

      Los y las joves d'Esquerra Unida conocemos datos concretos sobre la estafa de la adjudicación de la gestión del agua a empresas privadas, entre los que se cuentan subidas abusivas de las tarifas (p. ej., más de un 14 % anual en Huelva). O sea, que las empresas adjudicatarias recuperan la inversión del canon concesional saqueando nuestros bolsillos. De tal manera, ante la propuesta del portavoz del PSOE, Antonio Rodes, de auditar la gestión de Aigües d'Elx, el colectivo local de Joves EUPV insta a la ciudadanía a exigir una auditoría completa de la trayectoria de la gestión privada del agua; una auditoría que determine cuánto ha subido la tarifa del agua desde la adjudicación, a qué se ha destinado la cuantía del canon concesional, cuánto se ha invertido en la infraestructura de gestión, en qué medida ha mejorado esta gestión la eficiencia del servicio y cuántos beneficios están proporcionando nuestros impuestos a los accionistas propietarios del 49 % de la empresa. Y, descubierta la estafa, recuperemos el control de nuestros recursos. Instamos a la recuperación de la titularidad plenamente pública para la gestión del agua, porque es un bien COMÚN, de tod@s, para tod@s

Prensa JEUPV Elx